Agenda 21Gobierno del Estado de Sinaloa  PURO-SINALOA Instituto Sinaloense de Cultura     

Este sábado los filmes El Coronel no Tiene Quién le Escriba y Matar a un Ruiseñor

* Continúa en la Sala Lumiére el ciclo de Películas Basadas en Libros

CICLO BASADAS EN LIBROS ADAP

Viernes 15 de diciembre de 2017

Comunicado de prensa No. 1306

 

Con la proyección de los filmes El coronel no tiene quién le escriba (dirección de Arturo Ripstein, México, 1999) y Matar a un ruiseñor (dirección de Robert Mulligan, Estados Unidos, 1962), este sábado 16 en la Sala Lumiére del Instituto Sinaloense de Cultura, continúa el ciclo de cine Películas basadas en libros, con funciones a las 16:00 y a las 18:30 horas, a 10 pesos el boleto.

Basada en la novela de Gabriel García Márquez, El coronel no tiene quién le escriba narra la historia de un viejo militar a quien le prometieron una pensión, que espera inútilmente desde hace muchos años. Viernes tras viernes, trajeadito y solemne, se para ante el muelle aguardando la carta que anuncie la concesión de su pensión. Todos en el pueblo saben que espera en vano. Lo sabe también su mujer, que cada viernes lo mira prepararse ante el espejo para recoger la carta que nunca llegará. Pero el coronel prefiere cerrar los ojos ante la evidencia y se aferra a su sueño. Y es que, si no, ¿qué le queda? 

Basada en la novela homónima de Harper Lee, Matar a un ruiseñor transcurre en la época de la Gran Depresión, en una población sureña; Atticus Finch es un abogado que defiende a un hombre negro acusado de haber violado a una mujer blanca. Aunque la inocencia del hombre resulta evidente, el veredicto del jurado es tan previsible que ningún abogado aceptaría el caso, excepto Atticus Finch, el ciudadano más respetable de la ciudad. Su compasiva y valiente defensa de un inocente le granjea enemistades, pero le otorga el respeto y la admiración de sus dos hijos, huérfanos de madre.

El ciclo cierra el domingo 17, con las películas Extraños en un tren (basado en la obra de Patricia Higsmith, dirección de Alfred Hitchcock, EEUU, 1951) y Anna Karenina (basada en la obra de León Tolstoi, dirección de Clarence Brown,  EEUU, 1935).