Gobierno del Estado de Sinaloa   Instituto Sinaloense de Cultura   Agenda 21   

Cantan Arias de concurso Los chicos del Taller de Ópera

* Aplauden las sentidas interpretaciones en el Teatro Socorro Astol

P - 15 Mar 2017 Miercoles de Opera 3

Culiacán, Sin., jueves 16 de Marzo de 2017

Comunicado de prensa No. 222

Al Teatro Socorro Astol, regresó el Taller de Ópera de Sinaloa del Instituto Sinaloense de Cultura, para presentar el programa Arias de Concurso, con un conjunto de las arias más exigentes y retadoras que se piden en un concurso de canto lírico, las cuales fueron aplaudidas por el numeroso público que se dio cita en el inmueble.

Bien trajeados los hombres y con elegantes vestidos las mujeres, la pasarela de talento incluyó las mejores actuaciones, la presencia escénica, la mejor dicción y todos los requisitos que se piden en un concurso, para concluir con la obligada reverencia al público para agradecer los aplausos, y a las pianistas por su acompañamiento, que en esta ocasión fueron Zlatina Valkova y Lilia Valdespino,  con la dirección artística de Carlos Serrano.

El programa abrió con el aria L'altra notte in fondo al mare (de la ópera Mefistófeles, de A. Boito), por Monserrat Paz, para continuar con Que fais tu blanche tourterelle (de Romeo y Julieta, de Ch. Gounod), por Fernanda Peña, para luego entrar  el contratenor Edwin Parra con el aria Faites-lui mes aveux (de Fausto, de Ch. Gounod), que provocaron los primeros aplausos del respetable.

Otras piezas más fueron Mon coeur s'ouvre a ta voix (de Sansón y Dalila, de Camille Säint-Saens), en la timbrada voz de Fernanda Peña;  Sposa son disprezzata (de Bajazet, de Antonio Vivaldi), bien actuada por Isis Nefer; Ah! per sempre io ti perdei (de El puritano, de V. Bellini), por José Manuel González Caro; Una voce poco fa (de El barbero de Sevilla, de Rossini), con Athenea Reyes, y Sia qualunque delle figlie (de La Cenerentola, también de Rossini) espléndidamente actuada por Ezequiel Cervantes.

Continuó el bajo-barítono Mario Vega con Ella giammai m'amò! (de Don Carlo, de G. Verdi) y Ah, la paterna mano (de la ópera Macbeth, de Verdi) por Jorge Echeagaray, para luego entrar al escenario Arisbe de la Barrera, quien interpretó otra pieza de Romeo y Julieta, el aria Je veux vivre; y luego Edwin Parra regresó para interpretar Vedrò con mio diletto (de Il Giustino, de Vivaldi).

Ya hacia el final, Leoncio Luna cantó con el corazón el aria Bella siccome un angelo (de Don Pasquale, de Donizetti); José Humberto Barrón sorprendió con la canción Una lacrima (Preghiera), de Gaetano Donizetti; Mario Vega cantó la única pieza de zarzuela, Despierta negro (de La tabernera del puerto, de Pablo Sorozábal) y Rosa María Dávila arrancó aplausos con su interpretación de la conocida Caro nome (de la ópera Rigoletto, de Verdi), para cerrar fuerte Jesús Miguel Holguín Blancas Ella mi fu rapita, parmi veder le lagrime (de Rigoletto, de Verdi).