Gobierno del Estado de Sinaloa

Instituto Sinaloense de Cultura

Menu
Error
  • JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /home/culturas/public_html/images/noticias/2012/septiembre/07/01
Aviso
  • There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images/noticias/2012/septiembre/07/01

Hay mucho de leyenda en la fundación de Culiacán: Dr. Rafael Valdez

Culiacán, Sin., Viernes 07 de Septiembre del 2012

Comunicado de prensa 669

PRINCIPAL_6_Septiembre_2012_Charla_sobre_Cabeza_de_Vaca

*No hubo Coltzin ni peregrinación nahua por aquí, dice en charla

El Dr. Rafael Valdez Aguilar, reconocido historiador regional, expresa convencido su hipótesis de que en el pasado del nombre original de la ciudad de Culiacán no hubo dios Coltzin ni peregrinación nahua, pues el vocablo que da nombre a nuestra ciudad es de origen nahua, y los primeros pobladores de esta región eran tahues, que hablaban el idioma tahue.

Lo anterior lo expresó durante su conferencia sobre el tema “Cabeza de Vaca, chamán”, en la Biblioteca Pública Estatal Gilberto Owen del Instituto Sinaloense de Cultura, al hacer una relación de  la obra “Naufragios”, de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, donde relata su llegada a Culiacán en 1536, a cinco años de su fundación.

“Son hasta ahora leyendas, dijo, y como sucede en muchos lugares, las leyendas terminan por hacerse historia. La migración nahua nunca pasó por aquí, el nombre de Colhuacan es posterior a la llegada de los españoles y se lo pusieron los indios tlaxcaltecas que acompañaban a Nuño de Guzmán. No es el nombre con que los tahues llamaban a su comunidad, que debió llamarse Batacudea, como llamaban al río Tamazula”.

“Se dice que Colhuacán significa en nahua ‘lugar del Dios torcido’ o ‘Donde se tuerce el camino’ según otra versión, pero es un nombre nahua, como lo prueba el hecho de que en el sur del país hay otras poblaciones con el mismo nombre… Y lo mismo que sucede con Culiacán sucedió con Chametla o Chiametlán, en Escuinapa, ‘lugar donde hay mucha chía’, como le pusieron los indios de Michoacán que venían con Nuño de Guzmán”.

Respecto a Cabeza de Vaca y su relación “Naufragios”, dijo que a su llegada a la villa de San Miguel de Culiacán, en 1536, encontró a una población asediada por los levantamientos indios a causa de los maltratos, esclavitud y abusos de los colonizadores contra la población indígena, y que con su intermediación, logró pacificar la región.

“Sin duda, sin Cabeza de Vaca no existiría Culiacán”, dijo el Dr. Valdez Aguilar, quien ponderó la riqueza como fuente historiográfica del libro de este personaje, al que curiosamente ningún historiador ha usado como tal,  aunque habla de flora, fauna, vida cotidiana y aporta muchos datos sobre la vida en aquella época.

Esa obra, precisó, fue importante para que la Corona española sometiera a juicio y apresara al conquistador Nuño de Guzmán, pues en ella hacía una relación de los abusos contra la población indígena, a la que esclavizaban, erraban y vendían, lo que fue denunciado por el obispo de México Juan Zumárraga.


{gallery}noticias/2012/septiembre/07/01{/gallery}

Joomla SEO by MijoSEF