Gobierno del Estado de Sinaloa   Instituto Sinaloense de Cultura   Agenda 21   

El Ulama

El ulama es un juego tradicional de origen prehispánico, que en el estado Sinaloa es una permanencia del ritual mesoamericano Juego de Pelota. Que si bien tras el impacto del proceso de conquista desapareció de  lo que fuera el territorio novohispano, en Sinaloa se conservó como una actividad de divertimento popular, bajo tres modalidades gracias a la práctica constante y permanente en la tradición popular: En el Ulama de antebrazo el campo de juego o taste mide 140.00 mts. por 1.20 mts., con una línea divisoria en el centro llamada “Analco”, la pelota es de hule natural con 500 gramos de peso. En el Ulama de Cadera eltaste mide 50.00 por 4.00 mts., con el Analco, también como línea central divisoria. Participan 5 jugadores por equipo llamados Taures, y otro más en la cabecera del Taste, el “golpeador”. La pelota es de hule natural y pesa 4 kilos.

En el Ulama con Mazo, la pelota es de hule natural, con 500 gramos de peso y es golpeada con un mazo de madera de forma especial, El taste es de 140.00 por 1.20 mts.

En el juego participan cuatro jugadores o tahúres por cada equipo: el male, es el que se encarga del tiro inicial o de saque, con el que empieza la jugada; el “malero” es el encargado de defender la parte frontal del taste, inmediata al analcoel chivero se encarga de cubrir la parte posterior, y el topador responde al saque del male contrario. La finalidad del juego es mantener la pelota dentro del taste sin tocarla con las manos, sólo puede ser utilizada la parte del cuerpo según sea la modalidad que se esté jugando y deberá intentarse con insistencia y precisión impulsar la pelota para que ésta rebote en la mitad del campo contrario y así tener la posibilidad de obtener un punto o ravit.

Tanto la cadera como el antebrazo, según la modalidad de que se trate, es protegido con fajas de piel de venado y vendas. La faja se aprieta en la cadera con un cinto llamado chimalo y la extensión de la venda es de 3.5 metros. Esta protección amortigua el impulso del golpe que se recibe al ir al encuentro de la maciza pelota.

El juego es sancionado por uno o dos jueces de campo llamados veedores los que se colocan en la línea de analco y de ahí se encargan de resolver y aplicar las reglas del juego, y permitir nuevos saques omales en los casos en que la pelota abandone el taste, así como autorizar cambios de jugadores que tengan que salir.

El Ulama fue muy común y frecuente hasta la década de los 60 del siglo XX, sin embargo a partir del último tercio del siglo pasado se advierte la notoria disminución de la práctica, acelerándose a finales del siglo XX y principios del presente.