Agenda 21Gobierno del Estado de Sinaloa  PURO-SINALOA Instituto Sinaloense de Cultura     

Con teatro lleno, celebran el Nuevo año en concierto con la OSSLA en el TPV

* Con la presencia el Taller y Coro de la Ópera de Sinaloa, el programa incluyó piezas de operetas, musicales y de orquesta

P - 11 Ene 2017 Concierto de Año Nuevo de la Ossla 2018  38

 

Culiacán, Sin., viernes 12 de enero de 2018

Comunicado de prensa No. 17

 

Una gran noche, vivió el público que llenó el Teatro Pablo de Villavicencio este jueves, para disfrutar del Concierto de Año Nuevo con el que la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, inicia sus actividades de nuevo año, que en esta ocasión contó con la participación del Taller y Coro de Ópera de Sinaloa, bajo la dirección musical del Mtro. Miguel Salmón del Real.

Con este programa también inician las actividades anuales del Instituto Sinaloense de Cultura, que se intensificarán desde la semana entrante con diversas actividades, entre ellas el ciclo de Café Conciertos, a cargo de grupos de cámara de la Orquesta.

Ya con la impronta en el programa del nuevo director de la Orquesta, Miguel Salmón del Real, en este Concierto de Año Nuevo se incluyeron dos piezas de Johann Strauss Jr. (autor muy socorrido en este tipo de programas), pero predominaron temas de la opereta El murciélago, de Franz Lehar, del musical West Side Story, de Leonard Bernstein, y de Manuel de Falla e Igor Stravinsky.

Orquesta, solistas y coro lucieron en grande desde el primer momento y fueron ovacionados en repetidas ocasiones, en un programa que, en la primera parte, fue meramente orquestal mientras que en la segunda y más amplia, se sumaron coro y solistas.

Abrió con la Obertura (del musical Candide, de Leonard Bernstein) para cerrar con el guapachoso Mambo (de West side Story), de Bernstein.

En la primera parte, escuchamos piezas como Cool fugue, de Bernstein, Danza ritual del fuego (de El amor brujo, de Manuel de Falla) y la Danza infernal, Berceuse y Final (de El pájaro de fuego, de Igor Stravinsky), tocadas con precisión y maestría por los atrilistas.

La segunda parte, abrió con la Polonesa (de la ópera Eugene Onegin, de Piotr Tchaikovsky); y siguió con Mein herr Marquis (de El murciélago, de Strauss Jr.), a cargo de la soprano Arisbé de la Barrera y Coro; la polca Pizzicato, de Strauss, tocada por la sección de cuerdas, solo pellizcando estas, y Im Feuerstrom der Reben (de Strauss Jr.), a cargo de las sopranos Rosa Dávila y Laura Leyva, la mezzosoprano Fernanda Santoyo, y el barítono José Manuel González y Coro.

Con palmadas fue acompañada la polca Bajo truenos y relámpagos, de Johann Strauss Jr., mientras que el tenor Iván Valdez interpretó con potente voz Dein ist mein ganzes Herz (de El país de las sonrisas, de Franz Lehar), y Rosa Dávila y José Manuel González interpretaron Lippen schweigen (de La Viuda alegre, de F. Lehar), y Cha cha (de Bernstein).

Rosa Dávila protagonizó uno de los más bellos momentos al cantar Meine Lippen sie küssen so heiss (de Giuditta, de F. Lehar), acompañada por el Coro, por la que fue ovacionada, y los solistas Rosa Dávila, Fernanda Santoyo, Ángel Galindo, Laura Leyva y José Manuel González y Coro interpretaron luego Brüderlein und Schwesterlein (Hermanitos y hermanitas, de El Murciélago), con el Coro.

Cerraron con Mambo, de Bernstein, muy a la Pérez Prado, entre el júbilo del público, que no dejó de pedir otra, y solo concedieron una más: Podría haber bailado toda la noche, de West side Story, de Bernstein, entre los aplausos de pie de los asistentes.