Agenda 21Gobierno del Estado de Sinaloa  PURO-SINALOA Instituto Sinaloense de Cultura     

En la plazuela Álvaro Obregón, la Banda Sinfónica Juvenil toca El Niño y la Música

* Con temas de películas infantiles celebra el mes de los niños

P - 7 Abr 2017 La Banda Toma la Calle 14

Culiacán, Sin., sábado 8 de abril de 2017

Comunicado de prensa No. 325

Un regocijante y ameno programa para niños y jóvenes, ofreció la Banda Sinfónica Juvenil del Estado de Sinaloa, la tarde de este viernes 07 de abril, con su programa El Niño y la Música, en la Plazuela Álvaro Obregón, ante un numeroso público donde se interpretaron temas de películas infantiles, dentro de su programa La Banda Toma la Calle, del Instituto Sinaloense de Cultura.

Quasimodo y Esmeralda, Hércules, Mowgli y el oso Baloo, Los increíbles y El zorro, con todo y su máscara, fueron algunos de los personajes que desfilaron a través de la música compuesta para sus películas.

Bajo la dirección del maestro Baltazar Hernández Cano, el programa abrió con el popurrí La magia del cine de Pixar, de Michael Brown, que contiene temas de varias películas producidas por esa empresa de dibujos animados.

Le siguió una selección de los temas que acompañan la película El jorobado de Notre Dame, de Alan Menken, con arreglos para banda de Calvin Custer, correspondida por los aplausos del público, y luego el tema de El príncipe de Egipto, de Stephen Schwartz, con arreglos de Jay Bocook.

Después de interpretar Hércules, de Alan Menken con arreglos de John Moss, el programa continuó con una selección de temas de la película El libro de la selva, de Sherman - Gilkynson, con arreglos de Marcel Peeters, y le siguió La máscara del zorro, de James Horner, con arreglos de John Moss.

Ya hacia el final, ofreció una selección de temas de la película Up, y otra más de la película Los Increíbles, ambas de Michael Giacchino, con arreglos de Jay Bocook, con la que cerró el ameno programa.

La Banda Toma la Calle es uno de los programas permanentes de la Banda Sinfónica Juvenil del Estado, de los más emblemáticos por su impacto social y su permanencia de más de 13 años. Se presenta cada dos viernes por la tarde en la Plazuela Álvaro Obregón, con el propósito de llevar la creación musical a espacios abiertos, para acercar esta manifestación artística a toda la población y de establecer contacto directo con la comunidad, en el marco de la belleza de las tardes sinaloenses.