Gobierno del Estado de Sinaloa   Instituto Sinaloense de Cultura   Agenda 21   

Con Romance Sinfónico, la OSSLA presenta a William Harvey, nuevo concertino

* Grata noche con un selecto y accesible programa, en el TPV

P- 16 Mar 2017 Ossla con Wiliam Harvey 3

Culiacán, Sin., Viernes 17 de marzo de 2017

Comunicado de prensa No. 226

La Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes tiene un nuevo concertino: el violinista y compositor estadunidense William Harvey, quien fue presentado en el programa Romance sinfónico, en el Teatro Pablo de Villavicencio, donde se ofreció a los asistentes un programa de lujo, con piezas conocidas pero poco tocadas, entre ellas la Romanza No.2 en Fa mayor, Op.50  para Violín y orquesta, de Ludwig Van Beethoven.

Y es que esta fue precisamente la carta de presentación de William Harvey, quien dio muestra de su talento, siendo premiado con un largo aplauso acompañado de vítores en una pieza breve pero intensa, en la que el mágico sonido del violín, cohabita armónicamente con el resto de los sonidos de la Orquesta, dirigida por el maestro Gordon Campbell.

No es el mes del amor ni de la amistad, pero gran parte de las piezas tuvieron algo del tema, desde la primera parte, con dos piezas del alemán Richard Wagner, tomadas de sus grandes óperas como son el Idilio de Sigfrido, y el Preludio y Muerte de amor, de la ópera Tristán e Isolda, obras con la lírica genialidad que caracteriza a este autor.

La segunda parte abrió con el Intermezzo,  de la ópera  Cavalleria rusticana, de Pietro Mascagni, que aunque se asocia más con el aspecto religioso por la temporada en que se desarrolla la pieza, también refleja las alturas de un amor que subleva y que libera.

Le siguió la Romanza No.2, de Beethoven, breve pero que en su brevedad te dice todo, en la que el sonido del violín es la gran estrella, y el solista da muestra sobrada de su capacidad y de su talento, reforzado por haber sido ya concertino de la Orquesta Sinfónica de Spokane (EU), y de la Orquesta  Sinfónica de la Universidad de San Juan (Argentina), con participaciones como solista en grandes orquestas, director de diversas orquestas juveniles y múltiples composiciones.

Cerró el programa con la Obertura fantasía, de Romeo y Julieta, de Piotr I. Tchaikosvky, una hermosa pieza, también conocida y grata a los oídos de los presentes, que al final aplaudieron intensamente y de pie a la Orquesta, sin embargo, no hubo ancore, como algunos esperaban.